PRIMER MEMORIAL AL POETA NERUDA

 

 

Santiago, Chile. A 104 años del natalicio de uno de los escritores más importantes de Chile y Latinoamérica, se construira un monumento en honor a Pablo Neruda, lo hará el estadounidense Norman Lee quien ganó el concurso para construir el primer memorial al poeta y Premio Nobel chileno.

 

El monumento será el primero de su tipo que se emplazará en Punta de Tralca, balneario ubicado en la costa central chilena, donde el poeta soñó construir uno de sus proyectos más queridos: Cantalao, una ciudadela para artistas y científicos.

 

El jurado que eligió el proyecto estuvo conformado entre otros por el director de la Fundación Pablo Neruda, Raúl Bulnes; la historiadora italiana de arte y curadora de la última Bienal de Venecia, Francesca Pietropaolo; y la artista visual argentina, Liliana Porter.

 

El escultor Lee resultó ganador con la propuesta que el jurado destacó por ser una escultura que resalta el uso de elementos presentes en la obra de Neruda, como el material rocoso, la naturaleza y el mar.

 

El Concurso de escultura es a nivel Internacional, se conoce como ‘Cantalao, un lugar para la memoria’ es organizado por el Congreso chileno y la Fundación Pablo Neruda, se presentaron 14 propuestas, que debían cumplir con normas como perdurabilidad, resistencia y seguridad, ya que la obra se ubicará a la intemperie.

 

Cantalao fue un proyecto arquitectónico que Neruda nunca pudo concretar. Se pensaba para que artistas y científicos de todas las nacionalidades se reunieran a crear acompañados por el romper de las olas en una superficie de 43 mil m2 adquiridos por el poeta en 1968.

 

El sueño de Neruda se vio truncado por su muerte en 1973, y que con la llegada de la dictadura de Augusto Pinochet, quedó olvidado y sus planos inconclusos.

 

El 7 de julio se descubrieron una serie de poemas inéditos de Neruda escritos sólo cuatro años antes de morir, los que confirmaron el último romance del poeta con la joven Alicia, sobrina de su tercera esposa y quien acompañó a ambos en sus últimos años de vida.

 

En el texto, Neruda le dice a su amada Alicia: “En tus sueños nacen las alas azules que guardo en este libro perdido/Yo colecciono tus lágrimas/Ellas vuelan a una caja que guardo en un jardín donde sólo llega tu sombra/Aquí está el árbol de olvido/De él saqué un trozo de madera para grabar tu nombre”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s