EN PELIGRO EL GRAN BOSQUE DE AGUA

 

Una de las mayores zonas boscosas del país.

Expertos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y ambientalistas de Greenpeace advirtieron sobre el riesgo de destrucción del Gran Bosque de Agua (GBA), una de las mayores zonas boscosas del país, que tiene una extensión superior a 147 mil hectáreas, de las cuales 75 por ciento aún cuenta con cobertura forestal considerable, ante la probable construcción de la autopista Lerma-Tres Marías y el libramiento carretero norponiente de Cuernavaca, Morelos.

El GBA esta ubicado entre los estados de México, Morelos y Distrito Federal, se estima que abastece de agua a cerca de 35 millones de habitantes, pues se localiza en una zona de recarga, por lo que proporciona 100 por ciento del líquido que se consume en Cuernavaca y 25 por ciento de la ciudad de México, alertaron expertos de la UAM-Xochimilco.

El análisis  de Zonificación para la conservación de los bosques del sur de la cuenca de México, norte de la cuenca del Balsas y sur oriente de la cuenca del Lerma elaborado en colaboración con investigadores de la UAM-Xochimilco y Greenpeace, Diego Reygadas, adscrito a Laboratorios de Bioconservación de la Fauna Silvestre de esa casa de estudios, afirmó que el objetivo del estudio fue la elaboración de una primera herramienta que nos permita tener acercamiento a zonas del GBA, de modo que se crearon cinco categorías, que van de áreas de conservación y agroecológicas a aquellas que por su destrucción ya están muy degradadas.

En este bosque hay diversas especies de flora y fauna, que representan 2 por ciento de la biodiversidad del planeta, por lo que incluso es considerada zona estratégica no sólo para la recarga del acuífero. Reygadas hizo un llamado de alerta, ya que tiene un enorme valor como ecosistema y por los servicios ambientales que proporciona, se ve en riesgo ante la inminente construcción de dos vías carreteras que atravesarán la zona.

Mencionó que de perderse la cobertura forestal y con ello la capacidad de recarga del acuífero, se requerirían unos 125 millones de dólares anuales para garantizar el abasto de agua a la ciudad de México, misma que hoy obtenemos gracias al bosque, pero si abrimos más carreteras avanzará la mancha urbana y se facilitará la tala ilegal. Además, una incalculable pérdida de la biodiversidad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s