MEMORIA Y CORRIDO

Escucho el corrido que cuenta el triste acontecimiento.

fue muerto a mansalva Zapata, el gran insurrecto.

1919.

Camino en patas por mi casa con una cerveza fría luego de haber laburado fuerte dos semanas seguidas.

Disfruto los pocos espejos con brillo que me dan a cambio de mi fuerza de trabajo.

A cambio de brindar un buen servicio al costumer y colaborar con la empresa donde mis jefes se enriquecen vertiginosamente.

El asunto de la plusvalía me va quedando cada vez más claro.

 

Sobre el teclado de la computadora,

entre mis dedos,

converge  la corriente,

el río,

por el que yo me dejaba llevar cuando pequeño.

 

Encontrar la palabra justa,

( gracias Paco)

 es como irrumpir en el agua de un río, de golpe en la profundidad.

Un segundo luego de haber trepado a la rama de un árbol o a la baranda

de un puerto abandonado y largarse.

Un segundo en el aire.

Un segundo en la profundidad.

Y después,

solo brazadas y confianza en la corriente.

No hay retorno. Desde el río alcanzo a ver la casas pequeñas, diminutas,

la torre de la iglesia, las lanchas,

donde viajan las gentes de bien, empleados públicos, obreros, amas de casa, los niños domesticados, los artistas bien remunerados, todos juntos.

Entonces me pregunto si habrá que volver a la orilla y a mi casa o confiar en la corriente, tomar un bus, un avión, alejarme, llegar hasta Colombia o San francisco,

con algunas escalas en Constitución o Tilcara.

No sería mala idea eh,

no sería mala idea.

 

 

Por la mañana

asisto a mi trabajo.

limpio las mesas del café.

Union Square, San Francisco.

California. dosmilseis.

Té para la mesa 4, Ice tea para la mesa 3, Greek salad para la mesa 8,

la cuenta para la mesa 3.

Un break de 15 minutos para fumar.

Un break de 30 minutos para comer.

Por la tarde caen señoras como chauistles a comer su cake, su latte descafeinado fat free/extra napkin honey please/ thank you so much/have a good day darling/where’re you from/patagonia/oh I love Trelew/okey vete con Oscar de la Renta/y los perritos de Michael a otro lado.

 

Por la noche voy al Mission Distict, barrio latino chingeúno con los compañeros

palestinos chicanos puertoriqueños gringos argentinos franceses chinos filipinos/

comrades marxistasleninistas/

Welcome to the Party/ socialism and liberation/

Stop the war/End the racism/

Update/postering/

Revolución y Estado es lectura obligada/ ver

las 79 primaveras de Ho Chi Minh/la Hora De los Hornos/cinco videos/

tres reuniones/dos eventos/diez revistas para vender/y

algunos artículos bilingües para corregir/

SÍ SE PUEDE.

YES WE CAN. VIVA LA RAZA.

 

that’s amazing comrads.

 

Por la noche sueño.

Sueño con los sumerios que consumían cerveza a orillas de los ríos Tigris y Eufrates hace

6000 mil años atrás,

los Hecatonquiros que despúes de la guerra bailan la cumbia en algún suburbio de Cali,

y los megaterios que toman café con medias lunas en los aeropuertos y recitan poemas de Dylan Thomas.

 

Todo eso sueño.

 

y además escribo,

escucho corridos,

y me voy,

siempre me estoy yendo.

Miguel Martínez,

Entretejidos I

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s