ESCONDRIJOS Y LABERNTOS EN ESTACIÓN INDIANILLA

Llegar al Centro Cultural Estación Indianilla es entrar a un lugar donde se conjugan el pasado y el presente, de manera armoniosa y casi mágica. Bajar al sótano de este sitio es perder la noción de realidad, entre pasadizos que semejan un juego laberíntico bañado con luces de colores y encontrar juguetes confeccionados por artistas renombrados, como Jorge Marín, Alberto Castro Leñero, Fermín Vizuet, Francisco Toledo, Irma Palacios, Jazzamoart y Joe Laville, entre otros.

Es el Museo Frida de Juguete, arte objeto que está lleno de pasillos, escondrijos y pasadizos, para alegrar los sentidos y descubrir los mundos infantiles de los artistas, construir juegos imaginarios, nostalgias, así como sus deseos y los propios. Es un recinto onírico que hace recordar tiempos felices a los grandes, y que a los niños les permite inventarse como personajes y dueños de las obras.

Ahí pueden verse una escultura de Leonora Carrington de dulzura y brillantez; unos maromeros que luchan sin fin, realizados por Gustavo Pérez; las visiones bucólicas de Olga Dondé o unos boxeadores tradicionales al estilo de José Luis Cuevas.

También se puede caminar por el pasillo de la nostalgia, donde unas estaciones antiguas de ferrocarril se alinean por debajo del piso de vidrio para recorrerlas como niños gigantes, por encima; ir a otro pasillo similar pero éste, poblado por animales de todo tipo, hace que los pequeños se sientan caminantes superiores junto a ellos. Al terminar el recorrido-juego sientes que fuiste uno más en ese mundo poblado de juguetes mágicos y extraordinarios.

La curaduría es excelente; permite que los menores vayan por sus pasillos de asombro en asombro, disfrutando siempre. Una exposición única donde la imaginación es la escencia que comunica las sensibilidades de los artistas y la de los niños y sus acompañantes.

La parte principal de la estación-museo muestra su esqueleto metálico, sus muros y las maquinarias de sus entrañas que ahora se entrelazan bellamente con las paredes sin llegar a tocarlas, en un espacio nuevo donde late la fuerza de la tradición y palpita el espíritu del arte contemporáneo.

Esta galería alberga en estos días la exposición La aventura de la mirada, de Fernando Macotela, que es un conjunto de piezas escultóricas, caleidoscopios y obra pictórica y gráfica.

El Centro Cultural Estación Indianilla está en Claudio Bernard 111 casi esquina con Niños Heroes, colonia Doctores. (Metro Niños Héroes). Abre de lunes a viernes, de 11 a 21 horas. La entrada es gratuita.

Miguel Yedra, La Jornada, 14 noviembre 2008.

Anuncios

Un pensamiento en “ESCONDRIJOS Y LABERNTOS EN ESTACIÓN INDIANILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s