FÁBULA MARINA

Parada en el quicio

De los sueños

Escudriño mi vida

Trazo una ruta

 

El abismo me lleva

Al domingo amarillo

Recorro el lomerío verde

O la carretera desierta

 

A través de la humedad y la sal

Desemboco en una playa

Me revuelco en la arena

Y me tiro al mar

 

Fábulas de infancia

Tendidas al sol

Un cangrejo y una cangreja

Juegan a las escondidas

 

Entre túneles y cascadas

Se pierden y encuentran

Locos de euforia

Reinician el juego

 

Pisadas dedos de pianista

Pasan y pasan

Desmoronan el edificio

Hecho nada vuelve al océano

 

Bajo las olas

Las ilusiones

Viajan en un vaivén

Sin llegar a destino

 

Las corrientes tibias partieron

Los corales de azúcar quebraron

Las anémonas no bailan más

El higo marino cerró.

 

 

Luz María Peregrina Ochoa.

 

Anuncios

Un pensamiento en “FÁBULA MARINA

  1. Aún se vuelca el coral
    en fina danza, para no quebrar su luz.
    Busca el sol sin rendirse
    Sales lo ahogaron en encierros.
    Siguen perdidos los remansos.
    La playa llora agonías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s