21 DE MARZO DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

 

La ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dedica una jornada mundial a la poesía, con el fin de destacar el valor de esta forma de arte, a la que la institución asigna un importante lugar en la vida cultural y social. La UNESCO quiere alentar así a las editoriales a publicar la obra de nuevos poetas. En este sentido, cada 21 de marzo se debe celebrar el Día Mundial de la Poesía. Esta conmemoración es impulsada desde el 2000 con el objetivo de reconocer las actividades poéticas que se realizan en los diferentes países y promover la poesía como una forma de cultura esencial.

 Esta organización considera que el mundo contemporáneo tiene necesidades, en el terreno de la estética, que la poesía puede cubrir; siempre y cuando se reconozca su papel social. Por este motivo, era necesario crear un día específico que sirviera para mostrar la importancia de la poesía a la opinión pública. En este sentido, El Día Mundial de la Poesía es el marco en el que se efectúan las acciones para sostener este género literario, se valoren los esfuerzos de los editores que intentan entrar en el mercado y fomentar la lectura y el conocimiento de la poesía.

La celebración en las ciudades más importantes del orbe consiste en la organización de recitales de poesía, conferencias con la intención de establecer el diálogo entre este arte y los demás (la danza, la música, la pintura, etc.) y actividades destinadas a promover la imagen de modernidad de la poesía en los medios de comunicación.

Hasta hace poco se consideraba cursi a las personas que leían este género literario, que estaba siendo olvidado. La causa: del olvido, sus escasos lectores y lectoras y las escasas ediciones de libros de poemas coincidieron con el boom de la narrativa que se dio en la década de los 80. Por ello, el Día Mundial de la Poesía, fue establecido por la UNESCO en noviembre de 1999, para que se celebre el 21 de marzo de cada año y revalorar este género.

Objetivos que se pretenden con esta celebración: 

  • Recuperar el gusto por la lectura de poemas.
  • Difundir y conocer uno de los géneros más ricos y expresivos de la literatura universal.  
  • Mostrar la importancia de la poesía a la opinión pública, lo cual daría un reconocimiento y un impulso nuevo a los movimientos poéticos nacionales, regionales e internacionales.
  • Cubrir las necesidades que tiene el mundo contemporáneo en el campo de la estética, para lo cual hay que reconocer el papel social que tiene la poesía, aparte de de reconocer las actividades poéticas que se realizan en los diferentes países. 
  • Promover la poesía como una forma de cultura esencial, de la vuelta a la oralidad, del restablecimiento del diálogo entre la poesía y las demás artes y con los temas de actualidad como la cultura de la paz, la no violencia, la tolerancia, entre otros.

La Poesía, es un forma del discurso literario o artístico que se rige por una singular disposición rítmica y por la relación de equivalencia entre sonidos e imágenes. La poesía o discurso poético (que a menudo se usa como sinónimo de verso para oponerla a la prosa) une a veces la organización métrica a la disposición rítmica y, en esos casos, puede tener una estructura estrófica. Según el filólogo español Tomás Navarro Tomás, “la línea que separa el campo del verso del de la prosa se funda en la mayor o menor regularidad de los apoyos acentuales”.

La poesía puede considerarse como una de las artes más antiguas y difundidas. Originalmente unida a la música en la canción, se fue independizando y el ritmo propiamente musical fue sustituido por el ritmo lingüístico. Este fenómeno ha motivado ciertas definiciones de poesía en las que se otorga papel relevante a la métrica y deja de lado prácticas poéticas, como la basada en versículos (de la Biblia a Walt Whitman, Allen Ginsberg y Pablo Neruda, entre otros) o el verso libre, en las que importa más lo rítmico que lo estrictamente métrico.

Desde un punto de vista métrico, la poesía traslada al lenguaje una experiencia humana emocional y sensualmente significativa. El metro puede basarse en la intensidad de las sílabas (fuertes o débiles) o en su acentuación. Si una sílaba es fuerte o débil, acentuada o inacentuada, depende de una cuestión de longitud —más larga o más corta—, como en el verso árabe o en el verso clásico griego y latino. En el verso griego, por otra parte, tanto el tono como la longitud silábica cumplen un papel en la determinación del acento. También depende de la intensidad más fuerte o más suave, como en el verso latino medieval y, en general, en el verso germánico. No todas las lenguas, sin embargo, tienen diferencias tan señaladas en el énfasis silábico; tampoco todos los poetas eligen explorar estas diferencias para crear modelos rítmicos. En muchas lenguas, el ritmo poético depende menos de las diferencias entre las sílabas que de la longitud del verso. Ésta se deriva del número total de sílabas en un verso (verso silábico), como en la poesía francesa, italiana, china, japonesa y galesa; o del número de sílabas acentuadas en un verso (verso acentual), como en la antigua poesía inglesa aliterativa; o por la combinación de número y acento. En español, los versos pueden ser métricos, cuando poseen el mismo número de sílabas; amétricos, si no mantienen esa igualdad silábica. Éstos también se llaman asilábicos o irregulares y pueden ser acentuales, cuando repiten en número variable el mismo tipo de cláusulas rítmicas (véase Versificación); libres, cuando no se rigen por medida silábica ni por igualdad de cláusulas rítmicas. También los hay fluctuantes, cuando se someten a ciertos límites silábicos o rítmicos.

La condensación, una marcada tendencia al uso de imágenes y un fuerte componente emotivo y sensual son características de la amplia variedad de poemas llamados líricos. Resultan más fácilmente definibles las otras grandes divisiones de la poesía: narrativa (poemas épicos, baladas, romances, cuentos y fábulas en verso) y dramática (la poesía como discurso directo en circunstancias específicas). La poesía lírica, sin embargo, abarca desde himnos, nanas, cantos de taberna y canciones populares hasta la enorme variedad de poemas y canciones de amor; desde las punzantes sátiras políticas hasta la más o menos oscura poesía filosófica; desde las epístolas en verso a las odas; desde los epigramas y sonetos a las elegías.

OTRO TIPO DE POESÍA ES LA EXPERIMENTAL

http://www.realidadliteral.net/poesia-visual-textos.htm#pv

LOS POEMAS FIGURADOS O CARMINA FIGURATA

Los poemas de figuras existen desde el inicio de la tradición poética occidental, en la antigua Grecia y en la Baja Edad Media y participan, sin duda, de la dimensión visual del lenguaje aunque, en casi todos los casos, auxiliando y ratificando la información de la dimensión verbal. Se trata de una extensión del significado verbal que completa y legitima, redundantemente, su sentido. Algo así como una “figura de relieve” que “para mayor energía o elegancia de las expresiones permite algunas licencias…” (Gramática Castellana). Este recurso estilístico (mise en rélief) es el contorno lineal o la forma que adoptan los versos en el espacio de la página que, en general, reproducen la forma del objeto descripto o representado simbólicamente. También se les llama poemas asistidos, es decir, poemas verbales reduplicados visualmente o, como Dick Higgins, pattern poems.

Se diferencian nítidamente de la poesía visual en cuanto en ésta la integración de la dimensión verbal y visual es monolítica; en cambio en el poema figurado, es posible la separación de ambas dimensiones sin que haya merma significativa de información (lo mismo ocurre con la poesía ilustrada).

Si los poemas figurados hubieran surgido en la década de los 60s estaríamos hablando de poética conceptualista puesto en el poema de figuras la representación verbal del objeto se opone o juxtapone a otra representación, en este caso iconográfica. Es conceptualismo porque nos habla de un objeto que es, a su vez, su propia representación a través de otro lenguaje (“El arte es la definición del arte”, Joseph Kosuth). Algo así como escribir la palabra “roca” en una roca o la palabra “blanco” sobre una superficie blanca.

En nuestroS países se destaca la obra del poeta uruguayo Francisco Acuña de Figueroa quien, en el siglo XIX, escribió y dibujó 12 poemas de figuras dando cuenta de la importancia del barroco latinoamericano. También cabría señalar la existencia, junto a los poemas de figuras, de los laberintos y los poemas permutacionales, a la manera del místico catalán Raimundo Lulio, permitiendo al lector manipular las palabras propuestas y concretar su propia versión del poema, en una suerte de poética de la recepción.

  poesia-experimental

 

Anuncios

3 pensamientos en “21 DE MARZO DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s