SALUD Y OTRAS PALABRAS DE IDA Y VUELTA

Experiencia de la sala de lectura Miguel de Cervantes Saavedra en DOXA, centro de rehabilitación para adictos

 La sala de lectura Miguel de Cervantes Saavedra atiende públicos diversos:

  • Maestras de educación especial que requieren de textos viajeros, sencillos e interesantes para encaminar a sus alumnos al dominio del proceso y al disfrute de la lectura, desde las escuelas regulares en donde están integrados.
  • Una amplia red de familias de distintas ocupaciones –la mayoría con niños pequeños- que aprovechan la facilidad del préstamo de los materiales del acervo para leer en sus domicilios y comentar en la primera oportunidad con quien se deje primero. Se comentan, se recomiendan, intercambian los materiales. En unas familias los consumidores de textos son uno u otros, niños o adultos.
  • Un grupo de adolescentes con más hormonas que sangre en las venas solía venir a la sala a un círculo de lectura, pero diferentes circunstancias los han alejado sin cortar el hilo que los mantiene en comunicación. Suelen visitar la sala para recordar sus tiempos de grupo, reconocer sus textos y hacer nuevos planes.
  • Dos grupos de personas con problemas de adicciones, intern@s en anexos de AA también son usuarios de la sala de lectura. Los miércoles se realiza un círculo de lectura en el anexo de hombres, los jueves en el de mujeres. Ahí, en torno a un pequeño librero con textos, boletines, revistas, películas que vienen de visita y que se intercambian periódicamente, se organizan actividades para desarrollar las habilidades comunicativas: escuchar, hablar, leer y escribir.

Este escrito se dedica a éste último público.

México es un país con grandes desigualdades, donde la falta de oportunidades expulsa a la población hacia el vecino país del norte, donde la cultura influye modificando los patrones de cultura de la gente, la que emigra y la que permanece en la patria en relación estrecha con los que se van.

Estados Unidos, esa enorme rueda de la fortuna, representa el sueño para muchos: oportunidades de trabajo, de viajes, de esfuerzo, un cambio de paradigma que se cobra en dólares y se paga con el cambio –casi siempre a la  baja- de muchos valores, sobre todo los referentes a la identidad. Representa también el mercado de droga más grande del mundo.

La gente que vive en Chihuahua, estado fronterizo con el país de las ilusiones, vivió algún tiempo el mareo de obtener beneficios por las actividades ilícitas de hacer llegar la doga al norte; en somnolencia placentera vivió el cambio en la manera de pago en dólares por especie hasta crear un mercado de consumo; y, en suave anestesia, no quiso darse cuenta que había carteles, complicidad de las autoridades, personas que desaparecían. Hasta que el sueño americano se convirtió en la pesadilla de las ejecuciones, corrupción de las fuerzas del orden, un ejército que ha impuesto prácticamente un estado de sitio… y un grupo creciente de personas atrapadas en las adicciones, como damnificados de esa práctica equivocada de soñar.

Los nuevos adictos tuvieron que recurrir a los grupos de alcohólicos anónimos para beneficiarse de su experiencia en la rehabilitación y la demanda ha hecho proliferar los centros de internamiento llamados anexos, en los cuales se practican los doce pasos de recuperación de Alcohólicos Anónimos, desde distintas formas de entender y poner en práctica su programa.

Uno de estos Centro de Rehabilitación, DOXA, abrió las puertas a la sala de lectura Miguel de Cervantes Saavedra desde marzo de 2007 para abrir un círculo de lectura con los internos en el anexo de hombres.

La propuesta inicial era poner a disposición de los internos diversos materiales de lectura y propiciar el comentario de los mismos desde un ambiente de libertad, no dependiente de las prácticas o la literatura propias del programa de rehabilitación, sino una práctica por fortalecer la identidad de las personas por medio de la identificación de las situaciones humanas de los personajes leídos, relacionándolas con la experiencia propia de los lectores.

El resultado fue una práctica cruda de expresión de testimonios propiciados por la lectura en voz alta de los textos del acervo.

Luego, por una vuelta de tuerca a la estrategia, se empezaron a escribir los testimonios y se produjo, desde finales de marzo de 2007, el boletín interno Salud!!! y otras palabras de ida y vuelta, en el que se publicaron testimonios, dibujos, pensamientos, reflexiones, poemas, obras de teatro, traídos de fuera o producidos adentro.

Dos meses después de iniciar en el anexo de hombres, ahora por solicitud del centro de rehabilitación, se abrió un círculo de lectura en el anexo de mujeres. A partir de la existencia de este otro círculo de lectura, el boletín producía un tiraje para el anexo de hombres y otro para el de mujeres, hasta que se independizó y se produjo Salud!!! fem y otras palabras de ida y vuelta, exclusivamente para ellas.

El boletín Salud!!! se mantuvo hasta su número 49, del 9 de Marzo de 2009; y el boletín Salud!!! fem  sacó su último número, el 30, el 26 de febrero de 2009. A partir del 11 de Marzo de 2009, con un concepto renovado, apareció el número 50 de Salud!!! y en él, por primera vez, los testimonios de hombres y mujeres en un mismo número, como se explica en la portada:

A partir de este número, el boletín informativo Salud y otras palabras de ida y vuelta de la Sala de Lectura Miguel de Cervantes Saavedra volverá a ser uno solo.

Antes también lo era, pero luego salió uno especial llamado Salud fem que circulaba solamente en el anexo de mujeres.

Creemos que los testimonios son valiosos, que lo que escribe un hombre o una mujer en su lucha por la rehabilitación es valioso para que lo lea otro hombre u otra mujer.

Este boletín, en su nueva etapa, incluirá en su contenido cartas que vienen de fuera, escritos de hombres y mujeres que participan en el Círculo de Lectura de Doxa en sus dos anexos, así como otros textos de escritores.

…cuentos, novelas, poemas, alguna que otra ilustración, obras de teatro, noticias… todo lo que ayude a escuchar, hablar, leer y escribir para utilizar a la palabra como herramienta para ubicar la vida, fortalecer la actitud y alumbrar la conciencia.

Se seguirá respetando el anonimato de las y los participantes internos.

Lo valioso de lo que ocurre en las sesiones y en el interior de cada uno de los participantes no siempre puede documentarse en un escrito, por lo que los boletines pretenden constituirse en pretexto para reconstruir la experiencia de los comentarios orales, la sabiduría colectiva puesta de manifiesto en una discusión.

Durante las sesiones se han leído textos breves y se han comentado textos más amplios leídos de manera independiente, fuera de los horarios del círculo de lectura: novelas, cuentos, poemas, obras de teatro, textos periodísticos, de divulgación y otros textos informativos.

Se lee en silencio y se practica la lectura en voz alta, en juegos de ensalada de voces (cada quien un texto distinto), lectura robada (texto continuado en voz alta en donde los turnos de lectura se auto-asignan por los voluntarios, como un ejercicio de la libertad responsable), entre otras formas. Cada una de las prácticas de lectura se relacionan con las analogías de lo que se hace en la vida.

Otras prácticas han sido la representación de las obras de teatro de autores externos, así como la escritura y representación de obras producidas en el interior, de manera colectiva y mediante la práctica del teatro experimental. Posteriormente observan su trabajo en video.

Hay lecturas, comentarios, nostalgias, reflexiones y escrituras surgidas por evocación o referencia a las fechas en que se producen. Así produjeron una pastorela (dos, una por cada anexo, aunque se representaron en un festival ex profeso ambas producciones), un especial de día de muertos, del día de la madre, del día del niño, y de fechas cívicas.

El ambiente que se vive en los círculos de lectura permite liberar oralmente pasiones y sentimientos que se reprimen en las sesiones ordinarias del programa de rehabilitación.

El anonimato de los testimonios escritos permite evadir las censuras y sanciones que pudieran imponer los dirigentes del anexo a lo publicado (en un inicio los testimonios aparecían con el nombre de sus autores).

Los destinatarios se han transformado: primero interno de cada anexo, luego considerando a ambos círculos, aunque desde un inicio ha tendido a rebasar a los participantes. De esta manera, han presentado sus experiencias en públicos de lectores y se han expuesto a sus críticas, como dice en el boletín 23 de Salud fem, del 30 de octubre de 2008:

En la portada:

El tres de octubre presenté el trabajo Crónica de batallas interiores, en la escuela de educación media superior de Benito Juárez, municipio de Namiquipa.

 

Las maestras organizadoras de la sala de lectura y los alumnos y alumnas participantes, entre otras actividades, escribieron de manera anónima también, algo para los internos en DOXA.

(…)

Porque las adicciones son un problema creciente que afecta cada vez a un mayor número de personas, y … los mensajes de estos jóvenes nos ayudarán a comprender mejor el problema.

(…)

Como se podrá leer, algunos mensajes son de apapacho, otros de consejo, algún regaño tímido y otros hacen sus propias confesiones, tal como los testimonios que leyeron de los internos.

 

En las cartas de estos jovencitos y estas jovencitas estudiantes, podemos ver actitudes tempranas de co-dependencia, de autoengaño y muchos de los efectos que este problema ejerce sobre la sociedad, pero sus palabras frescas tienen el valor esperanza.

 

Y en la página 8 de ese mismo boletín, una de estas cartas, en este caso de una estudiante, dirigida a los internos e internas del centro de rehabilitación:

15

No sé el motivo por el cual lo haces o lo hiciste. Todas las personas como tú dicen que lo hacen para olvidar aunque al pasar el efecto los problemas no han desaparecido.

Sabes. Yo quiero mucho a una persona que se droga. He intentado de mil maneras que no lo haga. No lo he logrado, pero aún sigo intentando… y si es  necesario moriré intentando.

He vivido lo mejor de mi vida con esa persona y quiero que se cure. Me encantaría que empezando por ti, le pusieras el ejemplo para que se dé cuenta de que vivir sin drogas es VIVIR!!!

Los problemas siempre van a seguir, nunca se van a ir… pero la vida es un reto con sus giros buenos y malos, no te rindas, el triunfo puede estar a la vuelta de la esquina.

El fracaso es el triunfo al revés.

No sé lo que pienses ni lo que quieres, pero sé que tus metas las vas a lograr sólo es que te lo propongas.

Y el pasado es eso: pasado. Ahora va para adelante y trata de olvidar, eso es: OLVIDAR!!!

 

El proceso de internamiento dura tres meses, aunque se permite la salida anticipada por petición de los familiares, así que los participantes no tienen la misma experiencia, pues ingresan o salen en fechas distintas, además que algunos internos e internas son reincidentes y por esta circunstancia han participado varias veces en el círculo de lectura.

Estos participantes reincidentes pueden observar en el círculo de lectura la búsqueda constante de recursos para ofrecer actividades renovadas. En lo referente a los materiales de escritura, por ejemplo se usaron hojas blancas, luego cuadernos en formato pequeño, hojas ecológicas grapadas a caballo (véase anexo), más después se les proporcionó cuadernos profesional de hojas tamaño carta en espiral; posteriormente se les imprimió una portada para unas hojas de reuso grapadas a manera de cuaderno (véase anexos), pero lo más efectivo ha sido la hoja suelta, por lo versátil que es y lo fácil para cargarse, mismas que se devuelven a sus autores para integrar su portafolios.

La ventaja del cuaderno es que cada participante puede llevar una bitácora de su recuperación, del uso de las palabras para fortalecer su identidad, y puede sumar sus testimonios para escribir la historia de su recuperación y observar las diferentes etapas de su proceso o el retrato de su actitud ante los textos leídos o comentados.

La actividad de la sala de lectura expresa su propósito de lectura en el cintillo de los boletines “Leer para ubicar la vida, fortalecer la actitud y alumbrar la conciencia”; y su propósito de escritura en la portada del material para ese efecto: “Escribir para seguir razonando los actos de escucha, conversaciones y textos leídos” (véase anexos). Estos propósitos pretenden definir sus estándares de funcionamiento propios, relacionados con la sala de lectura, para evitar ser medidos en cuanto a los propósitos del centro de rehabilitación, para no ser una terapia más de las que se ofrecen a los internos, sino definir su funcionamiento y de impacto al margen de los del anexo.

De esta manera, hay intern@s que cumplen su proceso y piden oportunidad de participar en los círculos de lectura una vez que ya salieron, en visitas que hacen al anexo sólo para encontrarse con los textos esperados en el boletín, o para comentar algún texto, o para saludar a sus conocid@s.  Hay personas que evolucionaron en su actitud hacia el programa de rehabilitación gracias a su experiencia en el círculo de lectura, mostraban una resistencia declarada a las normas y la lectura fue la puerta de entrada para encaminarse gradualmente a la participación de las otras actividades. Otras más se quedaron en la participación lectora y la resistencia a lo otro.

Acontecimientos como la muerte por sobredosis de algunos ex-internos, mueven a la reflexión sobre si el círculo de lectura de la sala Miguel de Cervantes Saavedra cumple su cometido. Sólo una investigación seria podría medir el impacto de la lectura para ubicar la vida, fortalecer la actitud y alumbrar la conciencia.

El entusiasmo que adquieren personas de baja autoestima para revalorarse, participar en el comentario de textos leídos y escribir sus opiniones dan idea de un ejercicio de recuperación de la dignidad, del reconocimiento de los potenciales humanos que habían dormido por mucho tiempo y del ejercicio de una libertad participativa y responsable para crear historias nuevas o reinventar las historias leídas como una estrategia para imaginar la recomposición del destino de cada uno de los participantes.

Ante la cruda realidad de nuestra cercanía al mercado de drogas más grande del mundo, la existencia de personas entrampadas en las adicciones y la falta de hábitos de lectura, la reflexión sobre la vida a partir de los textos es una oportunidad para construir una sociedad distinta, y la circulación de la palabra puede convertirse en una herramienta de la sociedad, en una vocación individual para intentarlo.

Chihuahua, Chih., a 25 de marzo de 2009

Miguel Valdez Aguirre

Coordinador de la Sala de Lectura Miguel de Cervantes Saavedra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s