LA 31 MARCHA DEL ORGULLO LESBICO GAY, ENTRE LLUVIA Y GRANIZO

Un intenso aguacero con granizo provocó que la tarde de ayer, la 31 Marcha del Orgullo LGBTTTI se interrumpiera a las 4 de la tarde, cuando gran parte del contingente ya estaba ocupando la plancha del Zócalo capitalino y la primera actuación musical había empezado.

No obstante, Red Orgullo 31, comité organizador de la manifestación anual, consideró que la manifestación “fue exitosa”. Según sus cifras, acudieron más de 350 mil personas –100 mil más que el año pasado– y participaron alrededor de 200 organizaciones y 70 plataformas.

Sin embargo, lo que a las 11 de la mañana empezó en un ambiente festivo, lleno de colorido, alegría y música, se apagó con una granizada que marchitó la creatividad de los trajes y el maquillaje de los participantes, además de que impidió el espectáculo musical e incluso la lectura del pronunciamiento político que este año iba a expresar la comunidad de la diversidad sexual. No obstante, las demandas fueron transmitidas a los medios de comunicación y serán publicadas en el portal de Orgullo 31.

El pronunciamiento no leído en esta marcha exige reconocimiento de las familias diversas; garantía de derechos ciudadanos, como matrimonio, adopción o expedición de documentos oficiales para personas transgénero; prevalencia del Estado laico y campañas de salud para atender a personas de la diversidad sexual, entre otras.

A pesar de que ayer el clima no fue aliado de las causas de la diversidad sexual, cinco horas bastaron para que la avenida Reforma se volviera un verdadero carnaval y los capitalinos supieran las demandas sociales, políticas y de derechos humanos de este sector.

Los manifestantes empezaron a reunirse desde las 11 de la mañana en el Ángel de la Independencia. Colectivos de la diversidad sexual y representaciones comerciales, feministas, políticas, de derechos humanos y del trabajo sexual, así como activistas y simpatizantes de las causas de este sector se organizaron para dar forma al contingente que marchó sobre Reforma hasta el Zócalo capitalino. A las 12 con 20 minutos, el actor y conductor del acto, Pedro Kominik, dio la tercera llamada y comenzó el desfile. Catrinas, cleopatras, angelitos, vaquitas, conejitos, dálmatas, bomberos, luchadores, boxeadores, príncipes aztecas, policías, enfermeras, viudas, colegialas, hadas, tehuanas, romanos, novias, pollitos y vaqueros fueron algunos de los personajes que recorrieron las calles de la ciudad, posando para los fotógrafos que pedían una imagen o damas que querían un retrato junto a un torso escultórico.

Entre los asistentes se encontraban actores sociales de diferentes ámbitos, como Javier Lizárraga, pionero del activismo gay que participa desde la primera marcha que se dio en esta capital, hace 31 años. “Aquella primera marcha comenzó con 25 manifestantes, y acabamos siendo 100; el que hoy se hayan sumado tantos es un avance y refleja mayor sensibilidad social, pero aún quedan pendientes, como acabar con el sistema heterocentrista, que el orden social sea plural y que algún día esta marcha no tenga que existir”, expresó.

También asistió Javier Izazola, director de Censida, quien iba recorriendo la marcha poniendo sellos en los brazos de los asistentes con la leyenda “La homofobia está out”.

Asimismo, acudieron representantes de PRD, Convergencia, PT y PSD. Gloria Hazel Davenport, coordinadora de asuntos trangéneros del PSD, dijo que, más allá del carnaval, esta marcha debe expresar con mayor visibilidad las demandas de la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s