PAN HILOS Y CIUDAD

 

Entre lengua y paladar escurre la filigrana dulce

De la calavera con dedicatoria escrita en oropel

Para pintarla noche a noche a la vuelta de la esquina

En rincones urbanos de poetas locos y adictos

 

Todo pasa por un codiciado espacio

De muros vibrantes y colores de amanecer

Murmurantes noches y delirios por desbordar

Para bordar con la baba de la plateada telaraña

 

Reservado el derecho de admisión para la penumbra

Paso franco a rojos, ocres con vivos de azul profundo

Viva la frescura los sonidos que vienen la mesurada luz

Para que brille el mundo solo por una mañana

 

El día y la vida de la mano entran por esta ventana

La sonrisa asoma y atora en el marco su estela al volar

La mirada envidiosa escapa y rebota en las frondas su fe

Las nuevas luces se impacientan por tocar a los enamorados

 

La glándula luminosa palidece ante la fuerza del sol

Desteje la red brillante que oculta cobija y adorna

Descubre las jornadas que hacen y deshacen al mundo

Muestra a sus criminales sabios trabajadores y amantes

 

Suelta la punta de la hebra que busca andar

Por el camino agobiante entre olores y humos

Tras el silbido invitante que nunca cruzará el balcón

En busca de la habilidad perdida en el tránsito citadino

 

Que busca saltar y prenderse a unos dedos

Que de tironcitos deshagan los días aciagos

Devanen la madeja continua de los recuerdos

Carden los sobrantes de todos los días

 

Enreden los hilos para tejer la cama del diablo

La que esfuma pesares amasa hincha y fermenta

La cama que tienden los dedos del mago panadero

El que aleja de la mordida su delicioso pan.

 

 Luz María Peregrina

Anuncios

Un pensamiento en “PAN HILOS Y CIUDAD

  1. ¿Porquè no comentan los poemas de Luz Marìa? ¿les parece poquito descubrir las nuevas luces que se impacientan por tocar a los enamorados? ¿ o prenderse a unos dedos que de tironcitos deshagan los dias aciagos? ¡Vamos, no sean tìmidos digan , cuenten como se mueven y se conmueven!
    Màs allà de este juego reclamo solicitud a los lectores de Luz Marìa, va de nuevo el asombro por sus palabras, siempre bordantes y desbordantes, siempre sedientas de otras voces,siempre nacientes a nuevos juegos.
    Joya Luz Marìa, joya Maria, nunca taxi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s